La prensa dominante viene, hace rato, dando cobertura preferencial y con altos grados de simpatía hacia las protestas violentas que intentan destituir al Gobierno Bolivariano de Venezuela. En los últimos sucesos, una sistemática cobertura a los sucesos del Puente Internacional