Las medidas unilaterales que viene tomando por decreto el Gobierno de Donald Trump contra el Gobierno, el Pueblo, y la economía de Venezuela, no sólo son una agresión al nivel de una declaración de guerra económica, si no que además