Un grupo de ultraderecha entró ayer jueves 30 de abril fuertemente armado al Capitolio de Michigan, ubicado en su capital, Lansing, sede del Poder Legislativo y Ejecutivo de ese estado, cuando se discutían en su Senado la continuidad y medidas