Alan Rückert (Red Judía Antisionista Internacional): «El sionismo es un proyecto colonialista de origen europeo»

Hablamos con Alan Rückert, miembro de la Red Judía Antisionista Internacional (IJAN), para que nos cuente como, desde esta organización nacida en 2008, ven el sionismo, la influencia del estado de Isreal en Chile, su plan de anexión de nuevos territorios en Cisjordania y una posible solución al conflicto. Directo, y sin dobleces, da cuenta de los antecedentes históricos, políticos y culturales del sionismo, fustiga a otros agrupamientos de judíos «críticos»,  se pasea por la política nacional y afirma cuestiones elementales que suelen confundirse: no todo judío es sionista, no todo sionismo es judío y para solucionar el conflicto palestino israelí debe existir, en primer lugar, justicia. Pase y vea.

#RDF: ¿Qué es el sionismo?

#AR: Es una ideología geopolítica que, respondiendo a los colonialismos europeos del siglo XIX, busca darle una “solución” a la frustración del pueblo judío de no contar con su propio territorio. De igual forma, uno debe entender el contexto material como emocional de los orígenes -de lo que yo llamo- un movimiento circunscrito en una Fe. Que no son lo mismo, por mucho que hoy los sionistas intenten generar dicha dependencia. En primer lugar -lo material-, el sionismo nace en el seno de la judería laica europea y no de sus comunidades más ortodoxas. Inclusive, los primeros colonos sionistas eran ampliamente laicos, es decir, buscaban la instauración de un modelo político en Palestina más que uno espiritual o religioso. Lo que unía a los colonos era su ascendencia judía y ciertas convicciones ideológicas, más no su forma de practicar la religión judía, como si pasaba, por ejemplo, con los primeros colonos en Norteamérica. Es así como podemos, con certeza, llamar al sionismo un proyecto colonialista de origen europeo.

Ahora lo segundo -lo emocional- tampoco es coincidencia. A fines del siglo XIX en el continente europeo se recrudecían las persecuciones a las comunidades judías a lo largo de toda Europa. En Francia con el caso Dreyfuss, España y Portugal con su característico antisemitismo centenario y, más importante, en toda Europa oriental (Rusia zarista en particular) la ejecución de barbáricos pogroms donde los judíos eran inclementemente hechos sentir como ciudadanos de segunda clase. Todo esto nos lleva a la necesaria conclusión que el sionismo, a su vez, fue también una vía de escape de la judería europea de la pesadilla por su paso por dicho continente. Por tanto, su necesidad de crear esta ideología que justificara su vínculo bíblico con una tierra donde se les dejara finalmente en paz. Si bien puedo entender dicha imperiosa necesidad, jamás justificaré el mito fundacional del movimiento: “una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”, desconociendo no la legitimidad del pueblo palestina a su tierra ya habitada, sino el extremo de negar su existencia. El sionismo encontró, o bien rebuscó, el único rincón de la tierra donde ellos podrían ser nuevamente nación, donde se encuentra El Monte Zion; ninguna otra solución podría entonces dar el ancho.

#RDF: ¿Cuándo se forma esta red internacional y desde hace cuánto hay personas participando en Chile? ¿Qué fue lo que los motivó a levantar esta organización y qué objetivos se plantean?

#AR: La organización a la cual pertenezco y mantenemos vínculos se llama Red Judía Antisionista Internacional, o IJAN por sus siglas en inglés. Es relativamente novedosa, formándose el año 2008 como respuesta a la masacre en Gaza por parte del ejército de ocupación.

La IJAN es una amplia red de individuos que se pliegan a las campañas, misión y objetivos. Entre ellas puedo mencionar el boicot al Keren Kayemet (Fondo Nacional Judío), que es una campaña israelí que recauda fondos para comprar tierras palestinas y luego en ellas construir asentamientos. Es decir, atacar el corazón de la bestia expansionista. Tiene un vasta red de voluntarios en Universidades e Institutos donde se libra la lucha académica y educacional. Se organizan foros, charlas, conversatorios y workshops para contrarrestar el lobby incesante del sionismo israelí en ellas. Es decir, hacer ver al Estado de Israel ante los incautos como lo que es: un Estado que Viola sistemáticamente los DDHH de palestinos y al Derecho Internacional. Otro ejemplo es el apoyo que brinda IJAN a otros movimientos y organizaciones de DDHH, liberación o emancipación; desligar las tradiciones judías y la religión judía de la campaña por hacerla propiedad del sionismo luchando contra la colonización de Israel y otros regímenes similares en todo el mundo.

En Chile han habido grupos que tímidamente hacen declaraciones donde critican al Estado de Israel, pero todo enmarcado en una cobardía por participar de instancias e iniciativas donde realmente se les necesite, su voz y colaboración, como lo es el BDS. Un ejemplo sería “Los Otros Judíos”, que a mi parecer no es sino un grupo de intelectuales aburguesados que jamás han chocado de forma frontal con el poderoso establishment judío sionista en Chile. De igual forma, nacen y mueren constantemente grupúsculos diminutos de judíos que creen ser disidentes, pero su falta de acción y compromiso con el pueblo palestino y sufrimiento, creo, no los hace poder llamarse oposición, sino mera opinión en cartas a El Mercurio. Es decir, hay poco sentido de sacrificio. Por otro lado, las organizaciones en EEUU y Europa son masivas y participan constantemente del debate público local.

#RDF: ¿Cuál es la relación que tiene esta red con el estado de Israel, la comunidad judía en Chile y la comunidad palestina en Chile? ¿Han sufrido acoso, persecución?

#AR: La IJAN cuenta con una decena de miembros de nacionalidad chilena. La relación de la misma con el Estado de Israel es a todas luces de fricción. El Estado de Israel hace todo lo posible por deslegitimar a toda organización judía que se declare antisionista. Hasta ahí llega el compromiso de dicho estado para con “todos los judíos”. El estado de Israel le abre sus puertas solo a aquellos judíos que se deseen someter al relato ficticio sionista. Esos serían sus ciudadanos importados (e implantados en tierras usurpadas) ideales. En lo personal, el acoso por parte de líderes sionistas o bien anónimos o miembros de la comunidad “judía” de Chile son incontables y están debidamente relatados en otras ocasiones y medios. Pero siento que eso nos desvía del tema principal, como consecuencia, ya no me refiero a dichos episodios y no les doy palestra a los sujetos desesperados que buscan silenciarme. Yo solo hablo y doy mi punto de vista, como mayor acto de resistencia frente a sus amenazas.

#RDF: El estado chileno ha tenido una posición poco activa respecto de lo que ocurre en palestina. De hecho, ha estrechado relaciones con el estado de Israel mediante la compra de armas y carros policiales entre otros ¿Quiénes son los rostros, políticos, los partidos y empresarios responsables del lobby sionista en Chile?

#AR: Creo que esta pregunta es una peligrosa. El lobby judío sionista en Chile es sin lugar a dudas uno poderoso, pero también lo es el lobby chileno alemán, chileno italiano o, para estos efectos, chileno palestino. Francamente, las comunidades que tengan muchos recursos para manipular la opinión pública, son libres de ejercer la debida Libertad de expresión y representación política e ideológica. El tema es otro, ¿quienes reciben el dinero y hacen de las presiones luego políticas públicas del Estado de Chile? Un punto que pocas veces llega a la luz es, como anteriormente diferencia a los grupos judíos sionistas, la existen a su vez aquellas organizaciones sionistas no judías; Cristianas, para ser más precisos. Les puedo asegurar que a los “políticos” hoy por hoy les interesa más la masa de votantes evangélicos, fervientes sionistas, especialmente con la irrupción de una candidatura como la de José Antonio Kast por el Partido Republicano. Estamos viendo en Chile una réplica del fenómeno Trump, Bolsonaro y otros líderes centroamericanos que como mensaje político es la defensa del cristianismo, en extensión, el Occidente como civilización. En dicha lucha populista, es Israel su mayor aliado en la región del Medio Oriente, bastión de resistencia contra el avance del Islam. Le pondría mayor atención aquello, avizoro una contienda cultural en Chile y, como en los casos mencionados, Israel y el sionismo probablemente estarán del lado del populismo nacionalista buscando nuevos aliados que le permitan aún cometer sus fechorías.

#RDF: ¿Qué opinan del intento de anexión de Cisjordania por parte del estado de Israel? ¿Por dónde creen que pasa la solución a este conflicto?

#AR: Que opinión puede merecer un crimen más de una larga y trágica lista de eventos que se van superando en sus atropellos a la dignidad, Libertad e incluso vida de todo un pueblo. Es tan frustrante ver como el país que dice representar la memoria de tantos judíos desposados a lo largo de la historia y ancho del globo, hoy cometa el mismo acto contra otro pueblo que de igual forma tiene tradiciones y cultura propia. Es el eterno loop de la humanidad, pareciera. Tú me infliges vejaciones hoy, para luego yo mañana cometer vejaciones sobre otro a partir del rencor y, principalmente, el miedo. La anexión es eso, una demostración más no de fortaleza sino debilidad por parte de Israel, de creer que la única forma de hacer perpetuar la tradición, filosofía y Fe judía es utilizando las herramientas de la violencia…no La Paz. Finalmente, todo este intento del sionismo judío por resguardar al judaísmo de enemigos externos terminará siendo su condena, ya que el sionismo judío cesó de buscar aliados y solo genera enemigos. Y yo, como judío antisionista disidente hace una década, veo como todos estos esfuerzos belicosos son en detrimento del único objetivo que debiéramos tener en mente como comunidad, colectividad, diáspora: que el judío global pueda vivir en paz con sus vecinos, se les respete su cultura ancestral, sin importar el continente donde se encuentre y sin tener que justificar su existencia por los errores y delitos cometidos por un estado y su ideología moderna. Sionismo es el ejercicio del poder, judaísmo es la espiritualidad personal.

Sobre las posibles soluciones al conflicto, pecaría de megalomanía al dar una. Creo fervientemente en la solución de dos estados, ya que es esa la que el pueblo palestino ha expresado desear. Sin embargo, sería bello ver a israelíes y palestinos vivir en un estado confederado, en paz y armonía. Sería una señal de amor y perdón para el mundo completo. Un nuevo modelo, esperanzador para la resolución de conflictos en otros casos. Pero ese es el deseo de un judío disidente distanciado por miles de kilómetros. Uno debe dejarle esta discusión a las verdaderas víctimas de los horrores cotidiano. Mientras tanto, lo único que me limito a decir es: para tener una paz duradera ¡debe hacer justicia! Y para que haya justicia, se debe juzgar al Estado de Israel y sus líderes por crímenes cometidos, debe acabar la ocupación, el régimen de apartheid, retorno de los refugiados palestinos a sus tierras y el derrumbe del muro de separación. Partamos por ahí. RDF

Comparte tu opinión o comentario