Alex Anwandter desde la barricada: “Parte de la población tiene una fantasía ultra fascista”

Por Nicolás Romero

#DeFrente

 

 

“Toque de queda total po weon. Disimulen su amor a Pinochet, fachos csm”

Alex Anwandter

 

 La “rebelión de Santiago” se encuentra desatada. Es sábado 19 y como equipo partimos a cubrir las jornadas de protesta en el centro de la capital. Las calles están tomadas. Las cacerolas resuenan, todavía no aparecen las banderas chilenas. Son las 17:00 y llegamos a Plaza Italia: un círculo de militares resguardan ya no se sabe qué. Cientos rodean las tanquetas y  les tiran agua, ¡¡Vuélvanse a los cuarteles!!, gritamos. La dignidad del conscripto Nash incomoda a la tropa. “El pueblo unido” resuena.

 

Nos replegamos al Parque Bustamante, cagados de la risa. Salto un arbusto y me rajo la mano. No importa, me vuelvo a encontrar con la energía del 2006 y 2011, recuerdo a tantos amigues.  Paro a escupir la lacrimógena, me pasan un limón. En una esquina veo Alex, jeans y polera, ojos rojos por el gas. Me acerco, aprovechamos de tomar aire.

 

-¿Cuándo llegaste a Santiago?

 

He estado yendo y viniendo a Argentina y Santiago, volví el jueves.

 

-¿Qué cambio entre el Santiago que te fuiste y ahora que volviste?

 

Nada po. Siguen reprimiendo. La derecha no entiende que las manifestaciones populares son una forma válida. No tenemos que volver a mecanismos ya superados.

 

 

-Ya no sólo nos tiran el agua del guanaco, ahora sacan a los milicos.

 

Creo que hay parte de la población que tiene una fantasía ultra conservadora y fascista. Es una “fuerza” que está volviendo y tenemos que estar conscientes. Atacarlo desde el principio, hacer ese ejercicio social y no llegar a tener un Bolsonaro.

 

-¿Qué rol tiene la cultura en ese sentido?

 

Es difícil de medir su impacto. Es una parte de nosotres que nos hace pensar y no quedarnos dormido. Por eso recortan el presupuesto de cultura, para tener un pueblo más dormido.

 

-¿Qué debería hacer Piñera?

 

Renunciar. Obvio.

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Post a Comment