Asesinados, torturados y mutilados. Las violaciones a los “derechos humanos de niños y niñas”en conflictos armados

 

Las cifras aumentan y no parecen encontrar un punto que detenga la matanza, decenas de cadáveres dejan los diferentes conflictos armados alrededor del mundo por acción directa del uso de las armas. Según las cifras entregadas por la ONU a través de su Secretario General, el número de víctimas superan ampliamente las cifras que venían monitoreando y la tendencia se encuentra peligrosamente al alza.

 

Cerca de 24.000 niños y niñas han sido asesinados, torturados, mutilados, secuestrados y reclutados a la fuerza para fines militares en primera línea durante 2018. Aproximadamente cerca del 50% del total corresponden a menores que con certeza han sido asesinados, los números se van completando con los que fueron mutilados en alguna parte de su cuerpo producto del fuego cruzado o por la explosión de minas enterradas. Tristemente las cifras crecen cuando son consideradas las violaciones de tipo sexual que sufren los menores, se piensa que las cifras estimadas no representan el número real de violaciones y vejámenes a las que son sometidos los menores, muchos casos no son denunciados y en varios de los países con conflictos armados carecen de condiciones para amparar los procesos y el seguimiento de dichas violaciones.

 

 

Palestina es constantemente agredida por el ejército israelí, atacando blancos civiles y con ello vulnerando la Convención de Ginebra, el uso de la fuerza se ha visto incrementado en Yemen, donde la milicia Saudí ha dado muerte a más de 1500 niños y niñas producto de los bombardeos y el asedio militar. En Siria unos 850.000 menores viven en zonas sitiadas dentro de un hostil clima de constante guerra.

 

 

El Secretario General de la ONU, António Guterres, aboga por que los países en conflicto se respete el Derecho Internacional, que los esfuerzos se enfoquen en resolver los conflictos por la vía de  acuerdos políticos. Donald Trump en su arremetida imperialista contra Venezuela pareciera no importarle y continúa con su implacable plan para desestabilizar a la nación por la vía de las sanciones y desde lo político fomentando la instalación de un  “ilegitimo gobierno” paralelo. ¿Una intervención militar? Nada está descartado aseguró hace un par de meses.

 

¿Cuántos niños ha asesinado en el mundo y asesinaría el imperialismo norteamericano en Venezuela?  Es una buena pregunta para quienes miran los derechos humanos con un solo ojo y tapándose el otro, obteniendo una conveniente mirada favorable a posibles intervenciones militares del imperialismo Yankee.

 

 

 

Fuente: ONU

Post a Comment