Aucán Huilcamán: «El Estado Plurinacional no ha resuelto nada en relación a los pueblos indígenas»

Por: Aucán Huilcamán


 

JAIMES QUINTANA LEAL
Presidente del Senado de la República de Chile.
Presente/

De mi mayor consideración.
Mediante la presente quisiera trasmitirle mis profundas preocupaciones en relación al “Proyecto de Reforma Constitucional” sobre la oferta de los “Escaños Reservados para Pueblos Indígenas” que se encuentra en la “Comisión de Constitución, Justicia, Legislación y Reglamento” del Senado y que próximamente se someterá a votación en el Senado.

Quisiera compartir con Ud. mis preocupaciones sobre las consecuencias adversas de los denominados “escaños reservados”, teniendo en cuenta que ahora los Mapuche somos titulares del derecho a la Libre determinación. Los “escaños reservados” se han materializado en varios países de América Latina y el Caribe, incluso en Colombia tiene una vigencia de más de tres décadas, sin embargo, no han resuelto las tensiones y controversias entre los Estados y los Pueblos Indígenas, en definitiva esto indica que ésta no es la “ruta política” adecuada para establecer un entendimiento institucional entre el Estado y los Pueblos Indígenas y sus derechos.

En la búsqueda de un entendimiento para construir una “paz firme y duradera” la comunidad internacional, luego de 25 años de diálogo, llegó a un “gran consenso internacional” con alcance “universal sobre los derechos de los Pueblos indígenas” y ha restablecido el derecho a la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas, por tanto, este derecho se ha convertido en la columna vertebral de todos los otros derechos colectivos y que ineludiblemente habría que tener presente al momento de legislar sobre los Pueblos Indígenas y sus derechos, en especial en lo referente a la “oferta de escaños reservados para Pueblos Indígenas”.

Estimado Senador, el derecho a la Libre Determinación que, en la actualidad representa el “consenso internacional” se ha establecido de la siguiente manera “Los Pueblos Indígenas tienen derecho a la Libre Determinación. En virtud de este derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económicos social y cultural”. Una lectura jurídica en estrecha relación a la circunscripción territorial que Ud., representa, es decir, en la Araucanía, diría “El Pueblo Mapuche tiene derecho a la Libre Determinación. En virtud de ese derecho determina su condición política y persigue libremente su desarrollo económico social y cultural”. Teniendo en cuenta este derecho superior, le quisiera plantear que, al momento de tomar la decisión, lo haga respetando el derecho de Libre Determinación Mapuche y subsanar la antigua política de domesticación, colonialismo y conculcación de los derechos que le asisten al Pueblo Mapuche, ahora amparado en dos normas del derecho internacional.

Usted como Senador conoce muy bien que desde la instauración del Estado Chileno en el territorio Mapuche ha prevalecido una relación de fuerza y violencia y en el mejor de los casos se ha implementado la domesticación, el colonialismo y el despojo territorial y tales hechos son las causas de las tensiones y controversias que vive la Araucanía y tal cual siguen el irrespeto a los derechos fundamentales del Pueblo Mapuche, no se visualiza una ruta de entendimiento aceptable a corto plazo.

El estallido social que se ha producido de parte del Pueblo Chileno, nos interpela a Mapuche y no Mapuche a establecer una ruta y construir una “paz firme y duradera”; esto implica reconocer el derecho de autodeterminación Mapuche establecido en un “Estatuto”; y cuyo Estatuto Mapuche determinará los ámbitos de relación institucional y constitucional que se derive de la nueva Constitución del Pueblo Chileno del cual apoyamos sinceramente.

Personalmente apoyo una nueva Constitución para el Pueblo Chileno y bajo el mismo principio el Pueblo Chileno tendría que apoyar y reconocer un proceso Constituyente Mapuche, armonizando los ámbitos de entendimiento y deponer las decisiones arbitrarias que afectan al Pueblo Mapuche y que terminan anidando reacciones de rechazo a la clase política.

Resulta completamente consistente y comparto plenamente que en el caso del Pueblo Mapuche se debe actuar con una “buena retroexcavadora”, sepultar la práctica anti Mapuche y la persistencia de la doctrina de la negación y establecer una convivencia aceptable, erradicando las medidas parciales, aparentes y la política de domesticación y colonialismo que atenta a la dignidad del Pueblo Mapuche y asimismo, evitar de omitir los derechos adquiridos internacionalmente. Por lo mismo, en la situación Mapuche no tendríamos que esperar un estallido social para alcanzar en respeto a los derechos adquiridos internacionalmente.

Estimado Senador, a partir de la vigencia del derecho a la Libre determinación indígena, ahora es tarde, incluso fuera de contexto jurídico e internacional propiciar un “proyecto de reconocimiento constitucional” y de las misma manera ofrecer los “escaños reservados” constituye una medida de parche. Y subrayo este punto no por posiciones ideologizadas, sino, simplemente la experiencia práctica a nivel internacional ha constatado fehacientemente que no han sido eficaces para subsanar tales tensiones, a partir de esta situación el derecho internacional ha puesto a disposición de los Pueblos Indígenas un instrumento y el derecho de más alta categoría jurídica como es el derecho a la Libre Determinación.

Como usted sabrá los Mapuche hemos iniciado un “Proceso Orgánico del Derecho a la Libre Determinación” mediante la realización de la Asamblea Constituyente Mapuche. La Primera Sesión se efectuó el día 30 de noviembre 2016 y recientemente el día 11 y 12 de diciembre 2019, hemos realizado la Segunda Sesión en el histórico Cerro Ñielol, en donde hemos comenzado a redactar un “Estatuto” que se lo hago llegar junto a esta comunicación para que Ud., conozca el alcance sobre dicho texto normativo. Por lo mismo, en su calidad de Presidente del Senado de la República, pedimos que reconozca y acepte el legítimo Proceso Constituyente Mapuche y que no es otra cosa que aceptar y respetar el derecho que dispone el Pueblo Mapuche en la actualidad.

La política del terror Estatal con el Pueblo Mapuche y sus derechos, así como el despojo de sus tierras, es la política que se debe erradicar con una “buena retroexcavadora” y superar la política de parche, asimismo los anuncios desde tres décadas atrás sobre los “reconocimientos constitucionales indígenas” y que ahora resulta completa y absolutamente tarde, en vista que el derecho internacional avanzó con pasos agigantados y no se detuvo, ni siguió el ritmo de la política retrógrada del Estado Chileno con el Pueblo Mapuche y sus derechos.

Estimado Senador Jaime Quintana, usted conoció muy bien la reprochable “Operación Huracán”. Ese delictivo hecho no fue descubierto por el funcionamiento de las instituciones en aras de la verdad, al contrario, todas las instituciones del Estado Chileno operaron de manera coordinada e inequívoca en contra de los valientes dirigentes Mapuche imputándole gratuitamente hechos en que jamás participaron. Desde el más imbécil de los agentes como es el señor Alex Smith, la alta jerarquía de Carabineros de Chile, que desencadena sus actos raciales, los ensañamientos de los Fiscales del Ministerio con los Mapuche, los conflictos de intereses de algunos Ministros de la Corte de Apelaciones de Temuco. Y lo que llama la atención de todo esta acción Estatal en contra del movimiento Mapuche, que nadie de vuestro gobierno quiso escuchar a los Mapuche, al contrario se adhirieron absolutamente a la criminalización orquestada y nadie de quienes fueron parte activa del gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet ha tenido la mínima humildad de hacerse una autocrítica ante un hecho tan repudiable como es la Operación Huracán y que ahora con el estallido social se ha comprendido la nefasta política de criminalización con el Pueblo Chileno.
Por tanto, le trasmito mi preocupación de manera anticipada, para que no se imponga los denominados “escaños reservados”.

Incluso para decorar el lenguaje se ha insistido inexplicablemente en un “Estado Plurinacional Chileno”, usted, ha visto que sucede y con seguridad seguirá sucediendo con los dos Estados tanto, de Ecuador y Bolivia que se declaran “plurinacional” y que no han resuelto absolutamente nada en relación a los Pueblos Indígenas, ni garantiza absolutamente nada la coexistencia plurinacional.

Finalmente reiterarle a Ud., que mire el futuro Mapuche y reconozca y acepte un Proceso Constituyente Mapuche al amparo del derecho internacional y al mismo tiempo le extiendo la invitación a que concurra a la Tercera Sesión de la Asamblea Constituyente Mapuche, que realizaremos en el mes de abril 2020, en donde continuaremos en la redacción de nuestro Estatuto Mapuche y Ud., no participe de las nuevas formas de vulneración del derecho a la autodeterminación y mediante un dialogo sincero y buena fe, en esta oportunidad se efectúe la debida y legitima «Consulta Indígena»

AUCAN HUILCAMAN PAILLAMA

Encargado de las Relaciones Internacionales
Consejo de Todas las Tierras.
Wallmapuche, 03 de febrero de 2020

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Post a Comment