Bernie Sanders reconoce los aportes de Cuba en educación y salud

 

Bernie Sanders. (Foto: PL)

 

El senador estadounidense Bernie Sanders, hoy uno de los más fuertes aspirantes a la nominación del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de noviembre, reconoció el papel de Cuba al enviar médicos por todo el mundo.

«Sería un error no declarar en Cuba que han hecho algunos buenos avances en el cuidado de la salud», admitió el político de 78 años en una entrevista concedida al programa 60 Minutos de la cadena CBS y transmitida este domingo.

«Están enviando médicos por todo el mundo. Han hecho algunos progresos en la educación», subrayó el senador por Vermont que aspira a enfrentar al republicano Donald Trump en las presidenciales del 3 de noviembre.

Resulta que el presentador Anderson Cooper pidió al actual aspirante a la nominación de la fuerza azul que explicara sus comentarios de 1985, cuando elogió algunos de los programas sociales implementados por el líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro.

Según un clip de video de hace más de 30 años, el senador dijo en aquel momento que Fidel Castro «educó a los niños, les dio atención médica, transformó totalmente la sociedad».

Aunque dejó claro que su «socialismo» no es el de Venezuela ni Cuba y subrayó que el tipo de sociedad en la que cree es en las que para él existe en países como Dinamarca, Finlandia y Suecia, el legislador afirmó que es «injusto decir simplemente que todo está mal» en la isla.

«Cuando Fidel Castro llegó al cargo, ¿sabes lo que hizo? Tenía un programa de alfabetización masivo», enfatizó Sanders al referirse a la revolución cultural que permitió en apenas un año (en 1961) erradicar el analfabetismo y facilitar el acceso universal a los distintos niveles de educación de manera gratuita en el país caribeño.

El 17 de octubre de 1962, Fidel Castro anunció durante la inauguración del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón, en la capital cubana, la decisión del gobierno de brindar ayuda en el campo de la salud y expresó que se enviarían 50 médicos a Argelia.

«Hoy podemos enviar solo 50, pero dentro de ocho o 10 años, quién sabe cuántos, y estaremos ayudando a nuestros hermanos», advirtió entonces el líder cubano.

Casi seis décadas después, más de 400 mil colaboradores de la salud de la Mayor de las Antillas han cumplido misiones en unos 164 países, mientras que con el mismo desinterés se han formado en la isla de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de ese campo de 138 naciones.

Como era de esperar, sus comentarios provocaron la ira del sector más extremista de los cubanoamericanos en el sur de la Florida, que se oponen a cualquier acercamiento con la isla caribeña.

En 2016, Sanders defendió las relaciones diplomáticas con Cuba, lo que a su juicio «resultará en mejoras significativas en la vida de los cubanos y ayudará a los Estados Unidos».

Además, ha reiterado su posición respecto a la eliminación del bloqueo que por cerca de seis décadas mantienen tanto administraciones republicanas como demócratas.

Pero ojo -alertan obsevadores-, sus elogios hay que mirarlos con cautela, pese a marcar diferencias con Trump.

A propósito, durante el programa televisado Sanders, quien se autodescribe como un socialista democrático, prometió que de llegar a la presidencia espera utilizar el «gobierno federal para proteger los intereses de las familias trabajadoras».

En ese sentido, planteó que en Estados Unidos el gobierno trabaja para los muy acaudalados y aunque sin mencionar su nombre expresó que el presidente de Estados Unidos es un mentiroso patológico.

A inicios de febrero, en su discurso sobre el Estado de la Unión, el ocupante de la Oficina Oval arremetió contra el Medicare for All (Medicare para todos), una de las principales propuestas de Sanders.

Para el republicano, ese plan sanitario lo que busca es destruir la atención médica estadounidense.

Recientes sondeos muestran que Sanders sigue imparable, ganador cómodamente en las asambleas electorales demócratas de Nevada el sábado, e incrementó su apoyo entre los votantes latinos, sólo superado por escaso margen por el exvicepresidente Joseph Biden.

Fuente: Prensa Latina

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Comparte tu opinión o comentario