Bolsonaro declara la guerra a Francisco: Ordenó espiar a curas y lo acusa de violar seguridad nacional

En las últimas horas se ha revelado que Jair Bolsonaro ordenó a la Agencia Brasileña de Inteligencia vigilar los pasos de los religiosos u líderes indígenas que participan en estos momentos en el Sínodo sobre la Amazonía.

 

Desde su óptica, catequistas , indígenas, ONGs y campesinos sin tierra serían parte de una conspiración pergeñada por el papa Francisco, reveló el periodista Darío Pignotti.

 

El factor clave del conflicto es el cardenal Claudio Hummes, designado por Bergoglio para coordinar la realización de este sínodo. Hummes es un hombre de confianza para el Papa. Franciscano, ha desarrollado una importante labor evangelizadora entre los pueblos amazónicos. Fue él quien le sugirió al cardenal argentino llamarse Francisco en caso de ser elegido Sumo Pontífice.

 

Pero Hummes es también el cura que acogió en la Iglesia matriz de San Bernardo do Campo al entonces líder sindical Luiz Inácio Lula da Silva cuando era perseguido por la dictadura de Joao Baptista Figueiredo. De ahí el odio de Bolsonaro.

 

Asesorado por el publicista católico de ultraderecha Steve Bannon, ex asesor de la campaña de Donald Trump, el mandatario brasileño ha acusado a Bergoglio de buscar inmiscuirse en asuntos de Estado y Seguridad Nacional.

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar también

 

Papa Francisco: «La avidez de los nuevos colonialismos incendió el Amazonas»

Post a Comment