Bolsonaro sufrió la «gran Bielsa» de Tite y el Maracaná lo pifió

Tite y Marquinhos se negaron darle un abrazo al presidente brasileño durante la ceremonia de premiación por conseguir la reciente Copa América. Factor común: haber sido parte del Corinthians, club al cual Tite sacó campeón de la Libertadores y el Mundial de clubes y del cual el jugador formó parte en sus divisiones inferiores.

 

El Corinthians posee un legado histórico, tras ser cuna de Democracia Corinthiana, movimiento de izquierda que se opuso a la dictadura brasileña, cuyo líder fue el mítico Sócrates (a quien debe el nombre nuestra sección deportiva). El club, además, es el archirrival de Palmeiras, del cual es fan el fascista gobernante del país.

 

Bolsonaro fue pifiado por la multitud en numerosas ocasiones, especialmente cuando las cámaras de la transmisión oficial lo enfocaban. Esto da cuenta de la baja en su respaldo popular, el cual alcanza -según encuestas recientes- sólo un 32%.

 

 

 

 

Post a Comment