A propósito de las últimas declaraciones del diputado de Revolución Democrática Pablo Vidal (“El Foro de Sao Paulo no es otra cosa que una defensa corporativa a Nicolás Maduro”), aquí se polemiza con las posturas de lo que puede llamarse