En un contexto continental altamente tenso, con protestas y revueltas populares en Ecuador, Colombia, Panamá, Haití, y una inédita sublevación popular en Chile que intenta apuntar a la convocatoria a una Asamblea Constituyente y Nueva Constitución, en Bolivia se viven