Tras 14 días de los hechos del sábado 23 de febrero en la frontera colombo-venezolana, la verdad se sigue abriendo paso, y llega incluso al debate interno y los medios de Estados Unidos. Así, una ola de contrainformación ha forzado