Cada cierto tiempo alguna coyuntura vuelve a asomar el debate sobre la Memoria de las violaciones graves y sistemáticas a los Derechos Humanos cometidas por la Dictadura pinochetista, y una idea tantas veces repetida por las derechas que la apoyaron: