En momentos históricos como los que atraviesa nuestro país, el tiempo histórico se acelera y los hechos se suceden con una velocidad que desafía las capacidades de actualización en los análisis y debates sobre los cursos de acción. Así las