Crece la ola de manifestaciones de descontento popular y de robos y saqueos en Estados Unidos

En medio de la expansiva crecida de los contagios y muertes en Estados Unidos, que lo convierte hoy en día en el epicentro de la pandemia del Coronavirus, crecen los reportes de manifestaciones de descontento popular, de robos y saqueos en varias ciudades del país, en un escenario similar a lo que desde hace semanas viene viviéndose también en Italia. Aquí compartimos la nota del medio alternativo «ZeroHedge«, que da cuenta de esta tendencia creciente que parece extenderse a cada vez más estados y ciudades del país, y que ha movido al Gobierno a movilizar importantes contingentes militares en el interior de Estados Unidos, hacia o cerca de las principales ciudades.

 


 

 

Ola de saqueo ataca a la ciudad de Nueva York en medio del bloqueo del coronavirus.

ZeroHegde, sábado 4 de abril.

 

Hemos estado exponiendo que el asunto para la próxima fase de la pandemia de COVID-19 podría ser el malestar social. Millones de estadounidenses acaban de perder sus empleos, no tienen ahorros,, deudas insuperables, y están inundando los bancos de alimentos de todo el país para sobrevivir. Con la economía golpeada y ahora entrando en una depresión, la semana pasada fue un hito significativo en la progresión de la crisis, cuando comenzó el saqueo de negocios en California y Carolina del Sur. Ahora el saqueo se está extendiendo por todo el país. Notamos cómo las tiendas en Nueva York, San Francisco, Seattle y Chicago estaban cubriendo sus ventanas, preparándose para los disturbios.

 

Después de todo, cuando 10 millones de personas perdieron sus empleos en dos semanas, y una tasa de desempleo estimada que podría alcanzar el 15-20% en el segundo trimestre, según el último informe de Lance Roberts de RealInvestmentAdvice.com, el efecto dominó en la sociedad es tan repentino que muy bien podría haber un estallido de disturbios cuando el clima cambie demasiado las tendencias más cálidas y se ubique geográficamente en áreas de bajos ingresos de las ciudades del interior. Por eso se convocó a la Guardia Nacional, la que se está posicionando alrededor o dentro de las principales áreas metropolitanas.

 

Las siguientes expresioness de disturbios sociales ahora podrían desplegarse en la ciudad de Nueva York. Los hogares se están agrietando, ya que cientos de miles han perdido sus empleos durante varias semanas. La ciudad se ha convertido en el epicentro de la crisis del virus, registrando 103,060 casos confirmados y 2,935 muertes (hasta el sábado por la tarde, 4 de abril).

 

El Wall Street Journal informa un aumento en los robos de establecimientos comerciales en los cinco condados del 12 al 31 de marzo, coincidiendo con la entrada en vigor de los despidos masivos.

 

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) registró un aumento del 75% en los robos de empresas durante el período, alrededor de 254 robos, en comparación con 145 en el mismo período del año pasado. «El aumento de los robos coincidió con las medidas para detener la propagación del coronavirus. El 15 de marzo, la ciudad ordenó a los restaurantes y bares que cesaran sus servicios en los locales, lo que llevó a muchos establecimientos a cerrar por completo o limitar sus operaciones. Andrew Cuomo pidió el cierre de todos los negocios no esenciales, lo que llevó a muchas tiendas minoristas a cerrar sus puertas», señaló «The Journal».

 

«Sabíamos que con el cierre de muchas tiendas podíamos ver un aumento y, desafortunadamente, lo estamos», dijo el Jefe de Estrategias de Control del Crimen de la policía de Nueva York, Michael LiPetri.

 

LiPetri dijo que los establecimientos más atacados por delincuentes han sido restaurantes, supermercados y tiendas minoristas. Entre el 12 y el 31 de marzo, hubo más de 30 informes de robos en supermercados, un aumento del 400% respecto al mismo período del año pasado. Dijo que los ladrones buscaban específicamente comida, alcohol y productos minoristas. Muchos ingresaron desde los tejados y / o forzaron la apertura de puertas o rompieron ventanas.

 

«The Journal» señala que algunas cadenas minoristas han cerrado tiendas en toda la ciudad, citando temores de que pronto puedan surgir disturbios sociales. Aquí hay algunas tiendas que ya han cubierto sus vitrinas: A medida que aumentan los saqueos en la ciudad de Nueva York, el siguiente temor es que la policía de Nueva York pueda verse abrumada por incidentes relacionados con virus y / o la escasez de oficiales.

 

El viernes, uno de cada seis oficiales de policía de Nueva York estaba enfermo o en cuarentena. Más de 1,500 han dado positivo por el virus, lo que podría conducir a una disminución de los patrullajes mientras aumenta el crimen en toda la ciudad.

 

«Es el peor de los casos en todos los ámbitos», dijo un sargento a The New York Times.Y ahora debería tener sentido por qué el presidente Trump firmó recientemente una orden ejecutiva para activar hasta un millón de tropas, debido a la evolución de la crisis del virus y el colapso económico, son los disturbios sociales y el saqueo y todo lo que pueda traer.

Fuente: Zero Hedge, sábado 4 de abril.

Equipo de política internacional de Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario