¿Cuales son los planes espaciales de China para este 2019?

Por Pan Zhaoyi

CGTN

 

Con la sonda lunar Chang’e-4 aterrizando con éxito en el lado opuesto de la Luna el 3 de enero, el programa espacial de China está programado para alcanzar nuevas alturas en 2019.

 

Las imágenes tomadas por el módulo de aterrizaje y rover lunares, la primera planta en la Luna, y las conversaciones sobre una nueva misión lunar han hecho titulares en todo el mundo una y otra vez. Después de establecer un récord mundial con 37 misiones exitosas el año pasado, la industria espacial de China espera un año aún más exitoso este año.

 

Sistema de navegación por satélite BeiDou

 

 

La Oficina de Navegación por Satélite de China (CSNO) anunció el martes que China lanzará entre ocho y 10 satélites más para el Sistema de Navegación por Satélite de Beidou este año, ya que todos los satélites de órbita terrestre media están a punto de finalizar.

 

La oficina agregó que se espera que el sistema complete su implementación completa para 2020 y un sistema de posicionamiento, navegación y sincronización (PNT) más ubicuo, integrado y más inteligente con BDS como el núcleo se pondrá en marcha en 2035.

 

Los servicios de navegación por satélite de China y sus subproductos, como los módulos de chip, se han exportado a más de 90 países y se han aplicado ampliamente a las industrias de la agricultura, el transporte y la seguridad pública.

 

El próximo mes, se llevará a cabo en Túnez un foro temático satelital de Beidou organizado conjuntamente por China y los estados árabes para ampliar aún más la cooperación y la aplicación comercial en la región de Medio Oriente y África del Norte (MENA). CSNO y la Organización Árabe de Tecnologías de la Información y la Comunicación (AICTO) firmaron una declaración conjunta durante el primer foro en 2017, cuyo objetivo era impulsar la investigación relevante en las industrias locales.

 

El gerente de desarrollo y planificación estratégica de AICTO destacó el gran potencial de la región, sugiriendo que sus proyectos con China podrán ofrecer servicios a casi 400 millones de personas en 22 países.

 

Chang’e-5 y su familia

 

 

Además de vagar por la Luna y realizar experimentos básicos, el Chang’e-5 tiene la tarea de recolectar muestras de la Luna en el proyecto de exploración de fin de año, dijo Wu Weiren, diseñador jefe del programa de exploración lunar de China el domingo pasado.

 

La muestra será suelo de la superficie lunar que pesa dos kilogramos, según Ye Peijian, diseñador jefe de la sonda lunar. Los científicos podrán descubrir más secretos de la Luna y comprender mejor la historia de la Tierra y la formación del sistema solar basándose en el análisis de la muestra.

 

En cuanto al muy promocionado Chang’e-4, Wu explicó que el enfoque de la misión se cambiará a proyectos de experimentos científicos después de que el vehículo de aterrizaje y el rover despierten de su hibernación. Los proyectos estudiarán el terreno del lugar de aterrizaje y el entorno espacial que rodea a la Luna, así como los elementos de su lado lejano durante el resto del año.

 

Lanzamiento de cohete portador

 

 

Después de encontrar un contratiempo en 2017 luego de un lanzamiento fallido debido a problemas técnicos, el «chubby-5» aparecerá con una nueva misión: enviar la sonda lunar Chang’e-5 a la Luna.

 

Como el cohete portador más fuerte del país, el Long March-5 tiene una capacidad de carga útil de 25 toneladas en órbita terrestre baja y 14 toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria. Su capacidad de carga es aproximadamente 2,5 veces mayor que la del modelo principal actual de cohetes portadores Long March.

 

Otro evento importante que involucra a la familia Long March este año es el despegue programado del Long March-11 desde el Mar Amarillo a mediados de 2019. El protagonista de este espectáculo marítimo será el primer cohete con propelentes sólidos entre los cohetes portadores de nueva generación de China con un peso de despegue de aproximadamente 57.6 toneladas.

 

El cohete puede transportar una carga útil de hasta 350 kg a una órbita sincrónica al sol a una altitud de 700 km y 700 kg a una órbita terrestre baja a 200 km.

 

En enero, Long March-11 envió cuatro satélites a órbita para la recopilación de datos y una navegación marítima más amplia.

 

Fuente: CGTN

 

Imagen extraída de gbtimes.com

Corresponsal para Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario