Cuba está venciendo al cáncer: Dos exitosos medicamentos sorprenden al mundo

Para nadie es una sorpresa el alto desarrollo de la medicina cubana, pese a la precariedad material a la que la ha sometido el bloqueo económico de Estados Unidos. Hoy, sin embargo, los propios estadounidenses han debido ceder y procurar establecer acuerdos de cooperación con laboratorios cubanos gracias a la generación de medicamentos contra los síntomas y desarrollo del cáncer.


 

 

CIMAVax: la vacuna contra el cáncer de pulmón

 

En 2015, Cuba anunciaba al mundo que su vacuna contra la metástasis del cáncer de pulmón, cuarta causal de mortalidad en la isla. Tras 25 años de estudio, CINAVax-EGF permitía una alianza entre el Instituto del Cancer Roswell Park (Estados Unidos) y el Centro Cubano de Inmunología Molecular. De esta forma, el medicamento podía ser aprobado por la FDA, permitiéndose su distribución y comercialización.

 

El cáncer de pulmón es uno de los más devastadores, con un promedio de 50% de mortalidad al año de ser detectada. La vacuna no ataca directamente las células afectadas, pero sí desencadena un mecanismo corporal que da origen a numerosos anticuerpos en el organismo, tornando más lento el crecimiento celular y avance de la enfermedad.

 

En Cuba la vacuna es gratuita y se distribuye a pacientes en tercera o cuarta fase de la enfermedad, quienes no respondían satisfactoriamente a otros tratamientos de quimio o radioterapia. Hoy en día, CINAVax se está entregando además en otros países, como Colombia, Perú, Paraguay y Bosnia-Herzegovina.

 

Estados Unidos se sumará a estos últimos, tras el anuncio del Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, de un acuerdo con  el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica Biocubafarma, que se transformará en la primera empresa biotecnológica cubana- estadounidense, con el nombre de Innovative Immunotherapy Alliance SA y sede en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

 

 

 

VIDATOX, el veneno de alacrán azul

 

 

El otro descubrimiento de los investigadores médicos cubanos que está dando resultados exitosos es el Vidatox. Fue el biólogo Misael Bordier quien finalmente permitió convertir la toxina del alacrán azul (rhopaluris junceus) en un medicamento altamente efectivo en tratar síntomas de muchos tipos de cáncer. Originalmente le llamó escozul y así fue hasta el período de pruebas, que finalizó en 2010, cuando  el Ministerio de Salud Pública de Cuba permite su comercialización bajo el nombre actual.

 

Su acción consiste en la inhibición de la membrana celular, evitando así el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos del tumor. A consecuencia de esto, los pacientes han demostrado conseguir los siguientes beneficios: incremento del apetito y aumento del peso corporal del paciente; mejora de la calidad del sueño sin necesidad de ingerir psicofármacos; alivio del dolor y/o a la disminución de la frecuencia y dosis del uso de morfina o sus derivados; disminución de los efectos indeseables de la Quimio y Radioterapia; y una notable mejora de la respuesta inmunológica.

 

El medicamento se puede conseguir desde el extranjero, a través de entidades como Cubandhealth, mediante un procedimiento que implica entregar los antecedentes médicos del paciente en el Ministerio de Salud Pública de Cuba (sin necesidad que viaje el afectado), tras lo cual un equipo médico evaluará la historia clínica y determinará si requiere del Vidatox.

 

MFP/#DF

 

 

 

 

Post a Comment