«El pinochetismo se quitó el bozal para mostrar su verdadero rostro» Por Jean Flores Quintana

Por Jean Flores Quintana 

 

¿Hasta dónde llegan los límites de la legalidad? ¿Cuándo dejan éstos de ser respetados? Ciertamente, decía Antonio Gramsci, es difícil fijar un límite dado el carácter elástico que adopta el concepto de legalidad. La legalidad está representada por los intereses de la clase que detenta el poder en cada sociedad. En la sociedad capitalista, continúa el intelectual italiano, la legalidad está representada por la clase burguesa.

Durante esta jornada de domingo en el panel de conversación política “Mesa Central” transmitido por Canal 13 la diputada María José Hoffmann, representante del Distrito 7 (Valparaíso, Juan Fernández, Isla de Pascua, Viña del Mar, Concón, Algarrobo, Cartagena, Casablanca, El Quisco, El Tabo, San Antonio y Santo Domingo) se despachó una de las frases más extremistas de la derecha ideológica antidemocrática presente en el gobierno y en el parlamento.

En el contexto de la finalización del programa, la Diputada militante del Partido Unión Demócrata Independiente se despachó, entre risas, la siguiente frase:

«Estoy orgullosa del Chile que hemos construido en los últimos 40 años, incluida la Dictadura».

Lo que en cualquier democracia saludable sería penado con cárcel y destitución, en tanto se realicen apologías de gobiernos dictatoriales violadores de los derechos humanos, acá, en nuestro país, los defensores del pinochetismo están sentados en el Congreso, tienen ministerios influyentes -empezando por Interior y Seguridad Pública-, son candidatos presidenciales y desfilan por sets de televisión.

La UDI y el pinochetismo dentro y fuera de ella, atentan contra la libertad, la democracia y la sana convivencia nacional.

Comparte tu opinión o comentario