En medio de los cierres de empresas, Maduro ordena que las fábricas sean controladas por los trabajadores

Por #DeFrente/ Producto de la crisis económica que afecta el país, el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro ha ordenado que aquellas empresas que se encuentren quebradas pasen de inmediato a manos de sus trabajadores, para posteriormente convertirse en cooperativas de trabajo.

 

Entre los casos más emblemáticos de esta política se encuentra lo que sucedió con Kellogs, empresa europea productora de cereales que abandono el país dejando a más de 500 trabajadores a la intemperie, con sus puestos laborales amenazados por el cierre. Sin embargo, un decreto presidencial permitió que la empresa siguiera operando pasando a ser una fábrica autogestionada, con lo que se ha mantenido el suministro cerealero del país.

 

De esta forma, el país continua en sus intentos de salir de la difícil situación económica que le aqueja, intentando volver a ponerse en pie tras una de las crisis mas terribles de su historia.

 

 

Imagen extraída de lasillarota.com

Sociólogo. Reportero para Revista De Frente. Columnista dominical

Post a Comment