La Derecha juega sucio: pretenden destituir a Boric por “comprometer el honor de la nación”

El viaje de Gabriel Boric y Maite Orsini a Francia para reunirse con Ricardo Palma Salamanca, fue la excusa perfecta para que la ultraderecha chilena encontrara un flanco legal para disparar contra uno de los referentes del FA. La misma estrategia que están empleando contra sus oponentes en toda la región.


Por Miguel Fauré Polloni

#DeFrente

 

 

La ultraderecha latinoamericana va por todo. Tal como está ocurriendo en Argentina (proceso contra Cristina, prisión de Milagro Sala), Brasil (destitución de Dilma, prisión para Lula) y Ecuador (persecución contra Rafael Correa), están concentrando sus esfuerzos en disparar contra los referentes de la izquierda empleando el aparato judicial para ello.

 

Chile no podía ser la excepción y Acción Republicana, partido creado por José Antonio Kast, impulsa una maniobra para arrebatarle el cargo de elección popular al diputado autonomista. En una minuta que circulaba de forma secreta entre las bancadas de Chile Vamos y que La Tercera filtró, se lee la intención de juzgar a Boric por reunirse con un “terrorista prófugo de la justicia chilena” en el contexto de un “viaje oficial”. Junto con ello, se hace hincapié en que este viaje fue previo a la decisión de Francia de otorgarle asilo a Palma Salamanca.

 

Apelando al artículo 60 inciso quinto de la Constitución, en torno a las conductas que comprometan “el honor de la nación”, la minuta indica que para pedirle al Tribunal Constutucional la destitución de Boric se requiere la firma de diez parlamentarios en ejercicio (adjuntamos el texto completo).

 

Las posibilidades reales de conseguir la destitución son bajas, el propio texto de AR lo señala, pero la vista está puesta en un fin político mayor: darle a entender a los referentes mediáticos de la oposición que la estrategia continental de la ultraderecha ya arribó al país.

 

Boric es -en este contexto- un referente del Frente Amplio y en tanto tal, lograr “derrocarle” sería un golpe al único conglomerado que crece en preferencias populares dentro de la oposición, ante la agonía de la ex Nueva Mayoría. Si no lo logran, el propio revuelo sirve para manchar la imagen del parlamentario del FA.

 

A no engañarse, la estrategia es continental. Tapar la crisis interna de un país en donde el desempleo crece y la popularidad de Piñera cae cada día más, encuentra una fórmula en esta maniobra contra el magallánico. Y aquí la izquierda debe cerrar filas.

 

 

 

Ver minuta completa:

 

https://drive.google.com/file/d/1IzTDkcWUvF7wbZA5qg7-3CMaqydUbA26/view

 

 

 

 

Post a Comment