«Nacido de la hambruna y la opresión»: Celtic FC, la historia del club irlandés que juega en Escocia

Por MFP/#Sócrates_ «El orgullo de Irlanda» juega en Escocia. Celtic es algo más que un club, es un agente político. Sus orígenes dan cuenta de inmigrantes irlandeses que se instalaron en la capital escocesa para huir del hambre. Fueron forjando así una identidad férrea ligada al catolicismo y el republicanismo. Su contracara son los locales, protestantes e hinchas del Glasgow Rangers. Hasta el día de hoy los clásicos entre este último y el equipo de alma irlandesa resultan ser unos de los más violentos de Europa. «The Old Firm» se le conoce a esta rivalidad.

 

 

Fue fundado por el Hermano Walfrid en la Iglesia de Saint Mary’s, con la finalidad de generar contención y recursos económicos para los niños irlandeses más pobres. En 1967, los verdiblancos se coronaron como el primer club británico en ganar la Copa de Europa, en una final estremecedora frente al AC Milan. El mejor once de su historia estaba conformado mayoritariamente por jugadores nacidos en Glasgow, apodados después los «Lisbon Lions». Posee una hermandad futbolística con el Liverpool, a partir de ser fundados en localidades con alta presencia de irlandeses. Comparten incluso el popular himno de estadio ‘You’ll Never Walk Alone’.

 

Su vertiente política proviene, primeramente, de su cercanía a las ideas republicanas y el nacionalismo irlandés. En muchas paredes de Belfast se ven murales que mezclan a clásicos jugadores del club con heroicos combatientes del IRA, guerrilla republicana irlandesa. Eso no se ha perdido con los años, incluso en 2018 se volvió un clamor dentro de Inglaterra que se sancionase a hinchas del Celtic por mostrar banderas y proclamas favorables al IRA.

 

 

En 2017 ya habían sido sancionados por UEFA tras mostrar banderas de Palestina en su enfrentamiento por Champions contra el club israelí Hapoel Be’er Sheva. Los dardos de las autoridades se dirigen a la «Green Brigade», parte de la hinchada más radicalizada, que lideró esta intervención en favor de Palestina.

 

 

 

 

 

Comparte tu opinión o comentario