Nazis sin fiesta: Vecinos boicotearon homenaje a Hitler comprando toda la cerveza del pueblo

En el pequeño pueblo alemán de Ostritz se cansaron de ser sede de una de los encuentros más nefastos: cada junio arriban decenas de neonazis para conmemorar el nacimiento de Hitler, en lo que denominan Festival Schild und Schwert (Festival Seña y Espada).

 

 

La policía local les prohibió vender alcohol dentro del recinto del encuentro y esto lo aprovecharon los vecinos para boicotear la fiesta. Sabiendo lo adictos que son a la cerveza, fueron a los supermercados y compraron todas las que habían disponibles.

 

Europa Press informó que los vecinos decidieron recurrir a esta maniobra colectiva ante los infructuosos intentos de que las autoridades prohíban este evento.

 

 

Comparte tu opinión o comentario