Nuevamente violencia, montaje mediático, y complicidades internacionales de la oposición al Gobierno de Nicaragua

La oposición al Gobierno Sandinista de Nicaragua había convocado a movilizaciones de protesta ayer sábado 16 de marzo, según su convocatoria, «por la libertad de los presos políticos» que, en rigor, han sido detenidos por los numerosos hechos de violencia, delitos y crímenes ejecutados durante el largo ciclo desestabilizador y golpista que se vivió en el país entre los meses de abril y julio del año pasado (Ver «Nicaragua quiso Paz. La derrota del intento de desestabilización y Golpe de Estado contra el Gobierno Sandinista el 2018»).

Pero en realidad las movilizaciones de protesta se redujeron a unos pocos focos de violencia realizados por pequeñas bandas. Una de ellas, se atrincheró en «Metrocentro», un centro comercial de la capital del país, Managua, y agredió personas y familias que circulaban por el recinto y en los alrededores. También realizaron amedrentamientos a personas que pasaban en auto por los lugares donde se reunieron, realizando también robo de celulares a quienes grababan. Además, en una muy evidente y grotesca manipulación mediática, periodistas del Canal 10 de Nicaragua, fingieren estar siendo atacados de forma armada, en una falsa balacera. Todo esto está completamente documentado en los videos más abajo compartidos.

La represión, proporcional a la amenaza que supone la posibilidad de repetición de hechos como los del año pasado, llegó a algo más de 100 detenidos, todos ya liberados, según informó la Policía Nacional. No hay desmentidos de parte de la oposición de tal aseveración. Las fotos y videos divulgados por redes sociales y medios opositores, muestran una respuesta normal de parte de la policía, con grados de ejercicio de la fuerza pública comunes o normales, e incluso bastante más bajos que los de la represión de una protesta con formas de violencia análogos, en la mayoría de los países.

El episodio recuerda y repite lo sucedido innumerables veces en la intentona golpista del año pasado, pero con menos convocatoria y fuerza opositora. Sin embargo, la manipulación mediática la tergiversación y la mentira difundidos por medios de comunicación desde el exterior, y de representantes de organismos internacionales que debieran ser más imparciales y rigurosos, volvió a ocurrir.

 

La prensa internacional y los organismos de Derechos Humanos: Nuevamente sesgo y manipulación

 

Han tenido alta repercusión los reconocimientos de The New York Times y CNN a haber estado emitiendo versiones falsas sobre sucesos en Venezuela (Ver «Tras 14 días, New York Times reconoce montaje mediático sobre la falsa “ayuda humanitaria” a Venezuela» y «CNN confirma que atentado contra Maduro fue real y acusa involucramiento de EEUU»). Veremos ahora la cobertura de otro de los medios supuestamente «serios e imparciales» de la prensa occidental: La BBC.

En su portal BBC Mundo, la nota sobre estos hechos titula: «Crisis en Nicaragua: más de 100 detenidos y duras críticas a la «violencia y represión» de la policía en protesta contra el gobierno». Y tanto en el contenido de la nota, como en el tuit lanzado sobre la noticia, esto se sustenta en las propias declaraciones de la oposición nicaragüense, y en los organismos supuestamente imparciales: La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), hoy encabezada por Michelle Bachelet, y, tal como fue costumbre en la asonada desestabilizadora del año pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano político dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que, con su conocido control por parte del Gobierno de Estados Unidos, para el asunto de Nicaragua designó al brasileño Paulo Abrao, y la chilena Antonia Urrejola, ambos, alineados con la oposición en Nicaragua, y responsables de un altamente sesgado Informe sobre las protestas e intentona golpista del 2018.

La nota se afirma de el tuit de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU (OCNUDH), encabezada por Michelle Bachelet, que de manera apresurada y sin proporcionar pruebas o indicios de lo que señalaba, mostrando un claro apoyo de la protesta violentista opositora y sustentando sus afirmaciones en los «reportes de los medios»: «Los medios reportan numerosos arrestos, uso de la fuerza y armas de fuego».  Recalcar que el uso de armas de fuego no ha contado con ningún tipo de respaldo.

Desde el tuiter de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se declaró algo parecido:

 

Al igual que desde el tuiter de Paulo Abrao, uno de los comisionados de la Comisión IDH para Nicaragua:

 

 

Y de Antonia Urrejola, que a su vez, replica la nota de BBC Mundo… Un perfecto círculo de sesgo y manipulación informativa:

 

 

Las pruebas del carácter violento de la protesta y el montaje mediático de Canal 10 de Nicaragua

Por su parte, en un grotesco intento de manipular y mentir sobre los hechos, dos reporteros de Canal 10 de Nicaragua, junto a un grupo de manifestantes violentos, simularon estar siendo objeto de un ataque armado, tirándose incluso al suelo para otorgar dramatismo y credibilidad a la escena. Lamentablemente para ellos, el montaje les salió tan mal, que se suma como una de las muestras más claras a la sistemática manipulación mediática de los medios de comunicación opositores en Nicaragua. Tan así, que se mulitplicaron los «memes» y burlas acerca de la burda operación mediática (Ver «Los 20 mejores memes de la puchiprotesta en Metrocentro», RedVolución). Aquí las imágenes, junto a otras de escenas de violencia ocurridas ayer, en especial en Managua.

Más claro, imposible:

 

Comparte tu opinión o comentario