Protestas contra el Racismo se extienden en el Reino Unido y apuntan a símbolos del Imperio Británico

Numerosas protestas se han extendido en los últimos días en varias ciudades del Reino Unido en el contexto de la ola de expresiones populares contra el racismo desatada con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos, llegando al día de hoy a manifestaciones que han atacado a dos símbolos del Imperio Británico: El derribo y lanzamiento al río de la estatua del comerciante de esclavos Edwards Colston en la ciudad de Bristol, y las manifestaciones y rayado en la del referencial dirigente y Primer Ministro Winston Churchil.

Edward Colston (1636-1721) fue un referencial comerciante de esclavos en los inicios de la expansión del capitalismo y el Imperio Británico, y tuvo una estrecha relación, a su vez, con los otros imperios europeos dominante en aquella época, los imperios de España, Portugal, y los Países Bajos. Como muchos referentes de la elite de esa época, fue además parlamentario por el partido «Tory», el Partido Conservador.

Por su parte, en Londres, la estatua del mayor rerferente británico del siglo XX, Winston Churchill (1874-1965), fue objeto de demostraciones de repudio frente a sus ideas racistas, apuntando así a la continuidad de las prácticas racistas y colonialistas con el presente. Hasta el día de hoy, la corona británica tiene pertenencias en ultramar y numerosas colonias obtuvieron su independencia formal sólo en las últimas décadas del siglo XX.

 

«Churchil fue un Racista». Estatua de Winston Churchill en Londres.

 

El referencial Churchill fue recordado por su impersentable racismo, evidenciado en frases como las siguientes:  «No admito que se haya hecho un gran daño a los indios rojos de América o a los negros de Australia. No admito que se haya hecho un mal a estas personas por el hecho de que una raza más fuerte, una raza de mayor grado, una raza más sabia del mundo, para decirlo de esa manera, haya llegado y tomado su lugar». «Odio a los indios. Son un pueblo bestial con una religión bestial». U otra: «Estoy firmemente a favor de usar gas venenoso contra las tribus incivilizadas», y otra más: «La raza aria está destinada a triunfar» (Recopiladas por el medio alternativo Redfish).

Las movilizaciones antiracistas se han extendido esta última semana, mostrando la generalización, historia y actualidad del racismo como parte central de las formas y prácticas del poder imperial, colonialista y capitalista que han sido marcas centrales de la supuesta «civilización» occidental europea y su expansión por el Mundo en los últimos siglos.

Protestas contra el racismo, con pancartas contra el presidente Boris Johnson, y la prensa: «Prensa de UK es cómplice del racismo». Foto de Isabel Infantes – AFP.

Foto de portada: Ben Birchall / AP.

Equipo de política internacional de Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario