Rubén Collío, esposo de Macarena Valdés, respalda la huelga de hambre de los presos políticos mapuche

 

Rubén Collío, esposo de Macarena Valdés, respalda la huelga de hambre de los presos políticos mapucheUn nuevo apoyo suma la huelga de hambre llevada a cabo por los Prisioneros Políticos Mapuche de Angol, Temuco y Lebu. Se trata de Rubén Collío, esposo de la activista Mapuche Macarena Valdés, asesinada en agosto de 2016 luego de enfrentarse públicamente a la empresa eléctrica RP GLOBAL, de capitales austriacos, quienes operaban en la localidad de Tranguil-Panguipulli.
Su esposo, quien ha emprendido una campaña nacional e internacional por justicia y verdad y por la defensa de los pueblos originarios, entregó su apoyo a los Prisioneros Políticos Mapuche en huelga de hambre desde el 04 de mayo en las cárceles de Angol y del Machi Celestino Córdova, a quienes que se han sumado distintos presos, tanto en Temuco como en Lebu, totalizando a la fecha más de 27 personas en ayuno permanente.
Dentro de las demandas señaladas, destaca la libertad a todos los Prisioneros Políticos Mapuche (algunos de los cuales están en prisión preventiva hace más de 8 meses a la espera de un juicio); el cambio de medida cautelar, de acuerdo al convenio 169 de la OIT ratificado en 2009 por Chile; fin al trato discriminatorio ante la justicia; y la devolución del territorio Mapuche a sus comunidades.
Por último, denuncia el caso de Macarena Valdés como un ejemplo de la persecución y asesinato contra los Mapuche. Dicho caso, tratado en primera instancia como suicidio, develó una trama de encubrimientos entre el Servicio Médico Legal y las Fiscalías a cargo del caso, luego de que una autopsia del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile certificara que su fallecimiento no obedecía a un suicidio como había sido caratulado en primera instancia, a pesar de lo cual se consignan nulos avances en esta investigación, la que ya lleva 4 años sin resultados sustantivos.

 

View this post on Instagram

Un nuevo apoyo suma la huelga de hambre llevada a cabo por los Prisioneros Políticos Mapuche de Angol, Temuco y Lebu. Se trata de Rubén Collío, esposo de la activista Mapuche Macarena Valdés, asesinada en agosto de 2016 luego de enfrentarse públicamente a la empresa eléctrica RP GLOBAL, de capitales austriacos, quienes operaban en la localidad de Tranguil-Panguipulli. Su esposo, quien ha emprendido una campaña nacional e internacional por justicia y verdad y por la defensa de los pueblos originarios, entregó su apoyo a los Prisioneros Políticos Mapuche en huelga de hambre desde el 04 de mayo en las cárceles de Angol y del Machi Celestino Córdova, a quienes que se han sumado distintos presos, tanto en Temuco como en Lebu, totalizando a la fecha más de 27 personas en ayuno permanente. Dentro de las demandas señaladas, destaca la libertad a todos los Prisioneros Políticos Mapuche (algunos de los cuales están en prisión preventiva hace más de 8 meses a la espera de un juicio); el cambio de medida cautelar, de acuerdo al convenio 169 de la OIT ratificado en 2009 por Chile; fin al trato discriminatorio ante la justicia; y la devolución del territorio Mapuche a sus comunidades. Por último, denuncia el caso de Macarena Valdés como un ejemplo de la persecución y asesinato contra los Mapuche. Dicho caso, tratado en primera instancia como suicidio, develó una trama de encubrimientos entre el Servicio Médico Legal y las Fiscalías a cargo del caso, luego de que una autopsia del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile certificara que su fallecimiento no obedecía a un suicidio como había sido caratulado en primera instancia, a pesar de lo cual se consignan nulos avances en esta investigación, la que ya lleva 4 años sin resultados sustantivos.

A post shared by Revista De Frente (@revistadefrente.cl) on

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Comparte tu opinión o comentario