Unión Bicentenaria de los Pueblos reafirma compromiso con Venezuela

 

A los pies del monumento a Salvador Allende, la Unión Bicentenaria de los Pueblos expresó su profundo rechazo a todas las medidas intervencionistas del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y declararon la indignación por las intentonas imperialistas que buscan justificar una invasión militar en contra de la República Bolivariana de Venezuela.

 

 

Los asistentes;

 

Boris Berrera. Diputado de la República de Chile.

Pablo Sepúlveda Allende. Nieto del presidente Salvador Allende.

Rodrigo Pinto. Vicepresidente de la Juventud y dirigente de la dirección Nacional del partido Progresista de Chile.

Juan Cuevas Cerda. Presidente de la Unión Bicentenaria de los Pueblos –  Chile.

Horacio Fuentes. Presidente de la CONTRAMET y dirigente Nacional de la CUT.

Cristian Cuevas. Ex Dirigente Nacional de Nueva Democracia.

Miguel Retamal Maureira. Presidente de la Asociación Nacional de Ex Presos. Políticos de Chile, ANEXPPCHILE.

Ricardo Maldonado Olivares. Presidente de la  CONUT y Coordinador Nacional de la Federación sindical Mundial en Chile.

Sergio Barraza. Dirigente Nacional del FPMR.

 

 

 Declaración Pública

 

Amigas, amigos, compañeras y compañeros: Nosotros, la Unión Bicentenaria de los Pueblos, Capítulo Chile –UBP Chile- declaramos nuestra indignación ante un nuevo intento imperialista para justificar una invasión militar en contra del pueblo de la hermana República Bolivariana de Venezuela.

 

Tratan de reflotar ahora el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), cadáver mal oliente fallecido en la Guerra Fría, que tuvo como objetivo central defender los intereses imperialistas en el Continente Americano.

 

Obviamente, en esa época se pensaba que el atacante podría ser la ex Unión Soviética; pero como la vida supera la ficción, quien terminó atacando a un país miembro del TIAR -Argentina, fue Gran Bretaña por el conflicto de las Islas Malvinas.

 

El gobierno de los EE.UU. de la época, y apoyó con todo a Gran Bretaña, país que nunca fue miembro del Tratado, pero sí un reconocido aliado del Imperio. En ese entonces ya fueron abandonados los postulados del TIAR. El supuesto “defensor” de la región pasó a invasor como ha sido su tónica desde el siglo XIX.

 

En esa guerra, la dictadura chilena, impuesta por EEUU y traidora a nuestra historia republicana, también se alió a los británicos declarando hipócritamente su “imparcialidad” ante el conflicto dando la espalda a Argentina.

 

Hoy, no deja de sorprendernos lo cara dura que llegan a ser Trump, Duque y Piñera, entre otros firmantes del intento de reactivación de este tratado: Sin moral, ética ni pudor, levantan un muerto para mostrarlo como la solución “legal” que les permitiría saquear y hacerse de las riquezas naturales de Venezuela y acabar con el proyecto socialista, al igual que en el Chile del 73. Unión Bicentenaria de los Pueblos – Capítulo de Chile Página WEB: unionbicentenariadelospueblos.cl Email: ubicentenariapuebloschile@gmail.com Facebook: www.facebook.com/UBPChile Twitter: @UBPChile

 

La sorpresa para los conjurados (11 países): Venezuela no es miembro ni de la OEA ni del TIAR por lo que sus declaraciones o decisiones son inválidas.

 

Tenemos la certeza que este engendro no prosperará y que serán más los gobiernos de países de nuestro continente que dirán ¡NO! a esta traición y que están por el multilateralismo, la autonomía, el respeto a la Carta de Naciones Unidas, al derecho internacional y al principio de no intervención en asuntos internos de otros Estados.

 

Estamos seguros que terminará por imponerse el respeto y el trato con igualdad entre las naciones, base mínima para una convivencia pacífica en el mundo moderno.

Por Unión Bicentenaria de los Pueblos, Capítulo Chile,

Dirección Ejecutiva

 

Post a Comment