Vladimir Lenin, la Revolución Rusa, y el presente. Aportes para comprender la coyuntura histórica actual

En el 150° aniversario del nacimiento de Vladimir Ilich Lenin, numerosas conmemoraciones y reflexiones surgen a propósito del legado político e intelectual del dirigente comunista y fundador de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y de los procesos históricos del que él fue actor protagonista y luego referencia necesaria.

 

Demonizado por los enemigos de la Revolución Rusa, por la prensa y la historiografía dominante en occidente, el principal referente del proceso revolucionario soviético mantiene su vigencia y sigue suscitando debates y homenajes en los más diversos rincones del planeta. En Rusia, vuelven a erigirse monumentos en su honor y la opinión popular sobre él vuelve a tender a ser más favorable o al menos a complejizarse, tras el retroceso que vivió tras la caída de la URSS. En el mundo, las crisis capitalistas de 2008 y la actual han tenido entre otras consecuencias una revitalización del pensamiento anticapitalista en general y marxista en particular, y una conciencia creciente de que las experiencias históricas y las propuestas intelectuales críticas frente al orden capitalista, hacen que las teorizaciones y elaboraciones intelectuales y políticas marxistas, y dentro de ellas las leninistas, tengan un valor potenciado por las contingencias presentes.

 
En particular, Lenin interpela al momento presente por un sinnúmero de razones que podemos reseñar, de partida, en la necesidad del estudio lo más acabado y pormenorizado acerca de las formas económicas del orden social capitalista («Sin una teoría revolucionaria no puede haber un movimiento revolucionario»), tal como en su tiempo realizó en sus elaboraciones sobre la estructura económica de la Rusia zarista («El desarrollo del capitalismo en Rusia») o del Imperialismo («El imperialismo, fase superior del capitalismo»).
 

También, por la afirmación de que para que una crisis decante en un cambio transformador y emancipador favorable a las causas e intereses populares, es necesaria la construcción de las condiciones subjetivas de ello, y en particular, la organización política de los pueblos: «la revolución no se hace, se organiza». Las propuestas de Lenin acerca de los contenidos y formas más específicas de ello tienen un desarrollo a propósito de las coyunturas de su tiempo y su generación, y van mutando en función de los requerimientos y contingencias que fueron abriéndose en su trayectoria, pero en todos los casos, muestran un interés preferencial de Lenin por aportar a una teorización política acerca del ¿Qué hacer?, ¿cómo hacerlo? ¿bajo qué condiciones?, en una reflexión altamente situada e historizada, cosa que muchas veces se extraña en las reflexiones intelectuales actuales, tan dadas, en un sinnúmero de corrientes, por la abstracción exagerada y la poca claridad en los planteamientos en general y más aún en sus propuestas más prácticas. Ante toda pasividad y pesimismo, el legado de Lenin llama a la acción y el compromiso militante, resumido en su citada frase: «Si no eres parte de la solución, eres parte del problema, actúa!“.
 

Son el estudio, análisis y elaboración sobre esas condiciones que en la reflexión leninista y la de la generación de revolucionarios y revolucionarias contemporáneas a él se solían presentar como objetivas y subjetivas, lo que permite afrontar los desafíos históricos de cada época, más aún en los contextos de crisis desatada, momentos excepcionales en que el campo de posibilidades se abre, y donde la trayectoria histórica puede eventualmente desplazarse con más rapidez a favor de tal voluntad revolucionaria, y que en esos momentos excepcionales en que todo se acelera («Hay décadas en las que no pasa nada y semanas en las que pasan décadas»), las ruedas de la historia giren a favor de las fuerzas revolucionarias.

 

Hoy, como ayer y mañana, la acción y el pensamiento de un ser humano que dejó huellas de grandes repercusiones en la historia contemporánea y presente, será algo significativo e importante en un presente marcado por encrucijadas tan críticas como cruciales.

 

Aquí presentamos una serie de enlaces, videos y notas sobre Vladimir Ilich Lenin y la Revolución Rusa.

 

 

Reseña a la Revolución Rusa del Canal Encuentro:

 

 

Historia del Marxismo, «La Revolución Rusa y la III Internacional, exposición de Carlos Pérez Soto:

 

 

 

Álvaro García Linera y Pablo Iglesias en presentación de libro «La Revolución Rusa, 100 años después»:

 

Ver también

Lenin: «Sin ellas no habríamos ganado». El protagonismo de las mujeres en la Revolución Rusa y la URSS.

Lenin en América Latina: Una teoría política sin garantías, Jaime Ortega, web Ojo Zurdo.

Abogado. Investigador en temas de Nuestra América, Derecho Constitucional, Procesos Constituyentes, e Historia y Teoría Política. Blog personal "Miradas desde nuestra América".

Comparte tu opinión o comentario